En el País de Macrobia

En el Río de la Plata, los anarquistas que profesaron el naturismo no encontraron demasiadas complicidades para la elaboración de proyectos en los que ensayar una articulación de saberes y prácticas propios de ambas formaciones de ideas. Si bien buscaron a fuerza de debates desdibujar los contornos que separaban los horizontes de transformación del movimiento libertario y el naturista, difícilmente pudieron superar las tensiones que se desprendían de sus propias y singulares búsquedas. Así, salvo algunas excepciones, se vieron obligados a repartir sus horas libres entre actos de protesta y experimentaciones con métodos naturales de curación, cuando no a tener que decidirse por una u otra forma de activismo.

El nombre del país en el que transcurre el relato de Rosell se encuentra inspirado en el concepto de macrobiótica, acuñado a fines del siglo XVIII por uno de los referentes de la medicina naturista, el alemán Christoph Wilhelm Hufeland. A diferencia de la medicina que entonces se enseñaba en las universidades y que, según Hufeland, tenía por único objeto el tratamiento de enfermedades, la macrobiótica consistía en el arte de prolongar la vida.

$7.000

Categoría:

Detalles

Año

2023

ISBN

978-987-3861-62-8

Páginas

112

Tamaño

20×13

Acerca del Autor

Albano Rosell

Albano Rosell i Llongueras nació en 1881 en una familia de clase trabajadora de la localidad catalana de Sabadell. A los once años, mientras se desempeñaba como hilador en una fábrica, empezó a frecuentar los locales de la Federación Obrera. Inserto en la militancia anarquista, en 1904 se inició de la mano de Francisco Ferrer i Guardia como maestro de una escuela racionalista en Montgat. La represión de la semana trágica de 1909 lo obligó a emigrar a Buenos Aires primero y a Montevideo poco después. Para entonces, Rosell ya se había convertido al naturismo, corriente de medicina alternativa cuyos saberes se propuso conjugar con los ideales ácratas. En 1915 regresó a España y se instaló en la provincia de Valencia, donde permaneció hasta que, siete años más tarde, retornó definitivamente al Río de la Plata. Firmada por una pluralidad de seudónimos, su obra incluye escritos de pedagogía, teatro, naturismo, anarquismo, masonería y novelas utópicas que imaginan las posibilidades de una vida sin Estado ni propiedad privada. Falleció en Montevideo en 1964.